Historia de los zapatos Gorila

Ya hoy en día las abuelas cuando van a comprar zapatos para sus nietas recuerdan como cuando ellas eran niñas. Y es que se trata de una empresa fundada a principios de los 40, antes de la guerra. Gorila ha sido una de las empresas del calzado más antiguas en España.

Comenzó como muchos otras grandes empresas en un garaje de Mallorca. Ha sido una empresa que ha visto crecer a varias generaciones.

El nombre de la marca se inspira en la película King Kong, estrenada poco antes de la creación de Gorila. En la época tuvo un gran impacto esta película. Jaime Salom, fundador de la marca, quería transmitir con este nombre la gran fortaleza y resistencia de sus zapatos.

Están fabricadas con material técnico de alta resistencia a los roces que protege el pie de posibles golpes. Y cosidas con hilo especial de poliamida continúa que aporta gran duración.

En los 40, Gorila fue la primera en usar suelas de goma, más flexibles y resistentes que las habituales de cuero o madera. Su proceso patentado de unión mediante vulcanizado de las suelas con la piel del resto del zapato formó los zapatos más resistentes del mercado, y mejoró sustancialmente su comodidad.

En los comienzos de la marca, el boca a boca y la recomendación fueron sus principales formas de darse a conocer. Pero en los años 60 vivieron su primera situación delicada, cuando surgieron varias imitaciones de sus zapatos, fue lo que provocó que Gorila tuviera que hacer uso de la publicidad.

Pocos años después incorporaron la famosa pelotita verde, tan ligada a la marca, en todas y cada una de las cajas de zapatos.  Lo revolucionario de esta estrategia fue que nunca antes se había hecho algo similar en España. Más de medio siglo después de su creación, la pelota de Gorila es considerada la primera herramienta de marketing promocional que se utilizó en España dentro del sector del calzado.

En los años 80, tras la muerte de su fundador, la marca entró en declive: su catálogo y forma de producción estaban desactualizados respecto a los nuevos tiempos. En 1991 aparece otro hombre que será clave en la historia de la marca: Basilio García. Empresario del calzado en Arnedo y propietario de la firma Callaghan, entra en juego revitalizando y modernizando la marca.

Nosotros en Calzados Picolines, sabemos lo buena marca que ha sido desde sus inicios Gorila. Por ello, os mostramos estas LONAS tan chulas para ir a la guardería, con la puntera reforzada para una mayor protección para sus dedos y una mayor resistencia. Tanto para niña la mercedita como para niño el pepito.

 También tenemos estos zapatos ideales para más de vestir como para llevarles más sport, en color azul marino o taupe:

Algunos COLEGIALES de la marca Gorila para niños como estos:

Deja un comentario